Eufemismos y tabús en la lengua china (V): localismos, homofonía y censura

29 mayo 2019 / By Nerina Piedra Molina

Eufemismos de la lengua china: localismos, homofonía y censura

Para terminar con los artículos en la línea de los eufemismos chinos, presentamos hoy algunas palabras tabú que se evitan en ciertas zonas porque dan malos augurios.

Ya hemos visto en los otros artículos algunos ejemplos en los que se busca otro modo de decir ciertas ideas para no hacer referencia a otra palabra homónima con un significado negativo, por miedo a atraer la mala suerte. Esto ocurre en algunas regiones de China, en las cuales no se usan algunas palabras porque, dada su similitud de pronunciación con otro concepto, se intentan evitar. En algunos lugares de China y especialmente el sector de la población más envejecido suele ser muy supersticioso.

Palabras prohibidas en algunas zonas:

Empezaremos con un dato curioso de China: solo encontraremos calefacciones en la mitad superior del país, aunque en el sur pueda llegar a hacer también mucho frío, especialmente en las zonas de interior. Estas calefacciones, hasta hace poco, funcionaban por la quema de carbón, lo que además contribuía muy negativamente a la concentración de contaminación en las ciudades.

Debido a que se usaba carbón, había gente que se dedicaba a la venta y comercio de este material. Estas personas no tenían un nombre específico para su trabajo, solo decían ‘el que trae el carbón’. Sin embargo, no se decía en chino esto de forma literal (送煤的 sòng méide), ya que ‘carbón’ (煤 méi) se pronuncia igual que uno de los componentes de la expresión que indica ‘tener mala suerte’ (es decir, el 霉 méi de 倒霉 dǎoméi), entonces parece que la persona ‘trae mala suerte’. Por tanto, se sustituía este carácter por el verbo normalmente empleado con el carbón, que es ‘quemar’ (烧 shāo) y la expresión quedaba así: 送烧的 sòngshāode. Esto es similar a lo que ya explicábamos con los regalos en China y el problemático verbo usado para “dar” o “regalar”.

倒煤 dǎoméi y 倒霉 dǎoméi dǎoméidǎoméi

Otro ejemplo es el carácter 蛋 dàn。En el antiguo Pekín se evitaba usar dicho carácter y solo se empleaba en palabras con sentido peyorativo como 坏蛋 huàidàn,王八蛋 wángbadàn,混蛋 húndàn (todos estos significan ‘imbécil’ o ‘estúpido’) o 滚蛋 gǔndàn (‘piérdete’ o ‘fuera de mi vista’).  Así, a pesar de significar huevo, se evitaba usar incluso en platos de comida que lo incluían como 鸡子 jīzi,松花 sōnghuā o 炒木樨肉 chǎomù xīròu.

滚蛋吧 gǔn dàn ba - fuera de mi vista

En la provincia de Shandong ocurría esto mismo con el carácter 醋 cù (‘vinagre’), porque tenía una pronunciación parecida a 错 cuò (‘error’), así que se intentaba usar lo menos posible.

En Cantón, la ‘lengua de cerdo’ (猪舌头 zhūshétou) se conoce como 猪俐 zhūlì porque 舌 shé (‘lengua’) suena igual que el primer carácter de 折本 shéběn, que significa ‘perder dinero en los negocios’. De este modo evitan atraer a la mala suerte de ese modo.

En las zonas costeras, cuando se come, por ejemplo, pescado, no se puede decir 翻 fān (‘dar la vuelta’) porque se trata de una localidad de pescadores y temen que cuando salgan a la mar ‘los barcos puedan volcarse’ (翻船 fānchuán). Por ello, para evitar esta catástrofe, prefieren no invocarla mencionando el verbo en cuestión. Pero no solo esto, porque respecto al apellido Chen (陈 chén) tampoco se menciona expresamente, sino que se habla de él desglosando el carácter en su radical y su componente: 耳 ěr,东 dōng。El motivo de esto es que 陈 chén tiene una pronunciación muy similar a 沉 chén que significa ‘hundirse’ y hace referencia, por lo general, a ‘hundirse un barco’ (沉船 chénchuán). Para que esta desgracia no tenga lugar, no se menciona este apellido.

翻船 fānchuán

TABús debido a la homofonía:

Debido a la homofonía en chino, podemos encontrar muchas veces maneras de decir ciertos conceptos con otros caracteres, bien por ser un tema comprometido o bien por ser algo divertido y casi idiosincrásico para que nadie más pueda entenderte. Tal es el caso de algunos términos como la guerra comercial entre

中美贸易战zhōng měi màoyì zhàn -- la guerra comercial entre China y Estados Unidos

China y Estados Unidos, conocida como 贸易战 màoyìzhàn, que se puede ver en algunas ocasiones escrita como 毛衣战 máoyīzhàn (‘guerra de jerséis’). También para dar las gracias podemos ver 蟹蟹 xièxiè (‘cangrejo cangrejo’) en vez de 谢谢 xièxie, ya que se pronuncian de forma muy similar. En esta línea, otro concepto comprometido es el de ‘armonía’ (和谐 héxié) que también puede verse escrito como ‘cangrejo de río’ (河蟹 héxiè). Y sobre el movimiento feminista MeToo se usa el homófono 米兔 mǐtù (‘arroz conejo’).

米兔

Como hemos visto, no son pocas las expresiones que podemos encontrar en la lengua china para evitar abordar un tema controvertido u obsceno de forma directa. En español, como también hemos ido mencionando, existen a su vez muchas expresiones, y en algunos casos similares al chino. Esto es solo un aperitivo de las más comunes sobre temas más cotidianos, pero existen muchas más y muy creativas que además se van creando de forma constante propiciadas también por el uso de las redes sociales.

Estas expresiones entran dentro del campo de la pragmática. Es importante conocer el contexto y la situación comunicativa para adecuarnos a ella en la medida de lo posible empleando conscientemente un tipo de lenguaje u otro, más formal o menos dependiendo de nuestro interlocutor. No es lo mismo, por supuesto, hablar con tus amigos que con un profesor, como tampoco es lo mismo escribir un texto académico que escribir un mensaje por una red social. Es un aspecto importante de la lengua, a menudo obviado, pero que consideramos necesario para evitar malentendidos culturales o situaciones violentas en las que actuemos de un modo imprudente e inadecuado al contexto.

Si queréis conocer más sobre este tema, podéis encontrar algo de material publicado:

http://www.sinoele.org/images/Encuentros/fu%20%282008b%29.pdf

http://digibuo.uniovi.es/dspace/bitstream/10651/39083/6/TFM_Jing%20Liu.pdf


¡No te pierdas los posts anteriores de esta serie!

Sobre la autora

Nerina Piedra Molina

Me llamo Nerina Piedra Molina y he realizado el grado en Lenguas Modernas y sus Literaturas con especialidad en lengua china y japonesa en la Universidad de Granada. He realizado el Máster de Profesorado de lengua china y el Máster en Estudios de Asia Oriental, también en Granada. Actualmente trabajo en la Universidad de Pekín como profesora de español. A lo largo de mi carrera académica me he sumergido en la cultura, la literatura y el arte de estas lenguas, teniendo la oportunidad de estudiar en la Universidad de Pekín y la Universidad de Tohoku. La fascinación por estos idiomas no ha hecho más que crecer, buscando investigar más sobre estas culturas tan impresionantes pero a su vez tan inexploradas. Mi objetivo principal es transmitir esa pasión y esas enseñanzas que he ido recogiendo a lo largo de este camino tan gratificante a todo aquel interesado en saber más.

Leave a Comment

*Please complete all fields correctly

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.