El sistema de transcripción fonética bopomofo

19 diciembre 2019 / By Nerina Piedra Molina

15 de febrero de 1913.

80 personas, 10 del Ministerio de Educación y 40 representantes de los comités provinciales de la lengua se reúnen en la Conferencia para la Unificación de la Pronunciación.

La tarea a la que se enfrentan no es fácil: crear un sistema de transcripción fonética de la lengua china para ayudar a reducir el índice de analfabetismo del país.

Las cifras son preocupantes: un 30%-45% de alfabetización en hombres y un 2%-10% en mujeres. La tarea incluye la estandarización de la pronunciación de hasta 6.500 caracteres.

Finalmente, después de diversas sugerencias, nace el nuevo alfabeto que sería introducido oficialmente el 25 de noviembre de 1918: 注音 zhùyīn (también denominado hoy en día bopomofo). Este sería el 注音字母 zhùyīn zìmǔ, traducido literalmente como ‘alfabeto fonético’, pero a partir de 1930 pasó a ser llamado 注音符号 zhùyīn fúhào (‘símbolos fonéticos’), ya que de este modo se enfatiza su carácter auxiliar.

 

El sistema de transcripción fonética bopomofo

Antes que nada, ¿por qué lo llamamos comúnmente bopomofo y no zhùyīn? La distribución de las consonantes y las vocales para el aprendizaje del chino suele estructurarse como en la tabla de arriba, empezando con las consonantes b, p, m y f. Juntando todas y añadiendo vocales intermedias tenemos la palabra bopomofo.

Esta distribución se realiza tanto para el aprendizaje del pīnyīn como del zhùyīn, aunque al final esta palabra ha acabado ligándose al sistema de transcripción zhùyīn, y no al pīnyīn, por lo que en lo sucesivo lo llamaremos bopomofo.

¿Qué es el bopomofo?

El bopomofo fue una suerte de «alfabeto fonético» creado para representar los sonidos de los caracteres chinos. Consiste en 39 símbolos o letras que provienen de caracteres chinos, algunos en desuso.

Ejemplo:

  • ㄅ (b) ← 包 (bāo)
  • ㄋ (n) ← 乃 (nǎi)
  • ㄒ (x) ← 下 (xià)
  • ㄙ (s) ← 私 (sī)
  • ㄝ (ê) ← 也 (yě)
  • ㄞ (ai) ← 亥 (hài)
  • ㄟ (ei) ← 飛 (fēi)
  • ㄦ (er) ← 兒 (ér)

Hay un total de 24 consonantes (que son iniciales o sílabas) y 14 vocales, además de un «sonido inicial embellecedor». Actualmente, este sistema puede encontrarse en Taiwán y en Hong Kong, pero para el estudio del chino mandarín o 普通话 pǔtōnghuà empleamos el 拼音 pīnyīn. No obstante, no es el único sistema que se creó para transcribir fonéticamente los caracteres chinos.

Vídeo para aprender el sistema bopomofo:

 

Otros sistemas de transcripción fonética del chino:

Históricamente, los extranjeros que llegaban a China creaban su propio sistema fonético para tratar de representar de forma fidedigna los distintos sonidos de las palabras en chino.

De entre ellos, uno de los más conocidos y usados durante el siglo XX hasta el 1980 es el sistema Wade-Giles, que toma su nombre de los británicos Thomas Francis Wade y de Herbert Allen Giles, diplomáticos y sinólogos británicos de la Universidad de Cambridge. Os sonará por ser la transcripción responsable de la escritura de Mao Zedong como Mao Tse-tung, Tsinghua en lugar de Qinghua o Tsingtao en lugar de Qingdao. Mientras que el pīnyīn utiliza las consonantes b, p, d, t, g, k, z, c, zh y ch, en Wade-Giles la serie correspondiente es p, p', t, t', k, k', ts, ts', ch, ch'.

El sistema tonal llamado 国语罗马字 guóyǔ luómǎ zì fue creado entre 1925 y 1926 por los lingüistas Lin Yutang y Chao Yuanren que trabajaban con el gobierno del Kuomintang. Lo interesante de este sistema era que las pronunciaciones asumían diferentes escrituras dependiendo del tono. Así pues, para guo se podían encontrar, dependiendo del tono, las escrituras de guo (锅), gwo (国), guoo (果) y guoh (过).

Tras la guerra de 1949, que culminó con la proclamación de la República Popular de China, se adoptó el pīnyīn, un sistema de escritura alfabética y de transcripción fonética de los caracteres que se implantó oficialmente en el 1958. Es descendiente del 拉丁化新文字 lādīnghuà xīnwénzì, un sistema desarrollado en la Unión Soviética que tenía muchos rasgos que se incorporarían posteriormente al pīnyīn.

Lo cierto es que la elección del pīnyīn sobre el bopomofo respondía más a una cuestión política, ya que el ROC vio el pīnyīn como un “invento comunista” y por ello decidieron seguir usando el bopomofo, mientras que el gobierno de la República Popular quiso modernizar el país y, para ello, adoptaron el pīnyīn sobre el bopomofo y sobre otros sistemas de romanización.

 

Ejemplos de uso del sistema bopomofo:

Debemos recordar que se trata de un sistema de transcripción fonética, escrito al lado de los caracteres chinos para mostrar su pronunciación, pero no es sustituto de estos. Aquí tenemos un ejemplo de su uso en libros para niños.

 

 

Aquí vemos un ejemplo en un texto normal.

 

 

Si os preguntáis cómo pueden escribir en Taiwán y Hong Kong sin usar el pīnyīn, se necesita un input o un teclado distintos como este que veis a continuación:

 

 

¿Cómo se escribe usando bopomofo?

La forma de escribir es igual que con el pīnyīn: debes escribir la pronunciación y aparecerá una lista con los caracteres que se corresponden con dicha pronunciación, debiendo escoger el que se corresponda con el mensaje que quieras transmitir.

Fíjate en la tabla de abajo, para escribir 妈, que en pīnyīn es , tendrás que poner ㄇ, que es una eme y después ㄚ, que es la a. En cuanto a los tonos, se marcan a la derecha, el primer tono no se marca, los demás se ponen igual que el pīnyīn. Si quisiéramos escribir 马 (o 馬 en realidad porque estaríamos en Taiwán) pondríamos ㄇㄚˇ.

Diferencias entre el pīnyīn y el bopomofo:

A continuación vamos a ver qué diferencias podemos encontrar entre el bopomofo y el pīnyīn:

 

Pīnyīn:

  1. Está más extendido. Hay más cosas destinadas a emplear el pīnyīn en comparación con el bopomofo. Además, más recursos de aprendizaje de la lengua china, libros y textos usan el pīnyīn.
  2. El pīnyīn está escrito en alfabeto latino. Por ello, a aquellos que tienen lenguas alfabéticas les parece más fácil adoptar el pīnyīn, aunque a veces sea difícil encontrar pronunciaciones similares con las de su lengua. El bopomofo, por el contrario, no recuerda a nada más que el chino, así que la pronunciación es mejor y más cercana, pero es más lento de aprender.
  3. El pīnyīn es más sencillo para leerlo en voz alta. Con memorizar la pronunciación de cada letra, puedes ser capaz de leer chino en voz alta, aunque no sepas lo que significa.

 

Bopomofo:

  1. El bopomofo puede ser más eficiente para escribir, si tienes el software adecuado, claro, ya que se usa un número mínimo de símbolos para representar una sílaba concreta.
  2. El bopomofo necesita un software especial, lo que hace que sea más difícil de usar en publicaciones extranjeras.
  3. El bopomofo refleja la estructura de los sonidos del chino y la organización entre sonidos iniciales, finales y los tonos mejor que el pīnyīn.
  4. El bopomofo no tiene una adaptación de los sonidos de otras lenguas, como sí ocurre con el pīnyīn al usar el alfabeto latino.
  5. El bopomofo se escribe al lado de los caracteres chinos, lo que hace más fácil reconocer los caracteres con sonidos similares y que puedas, algo que no se puede hacer con el pīnyīn. Además, el bopomofo ayuda a adquirir los caracteres chinos de forma más efectiva, ya que los símbolos del bopomofo derivan de caracteres chinos, no solo en forma, sino también en pronunciación.

Diferencias entre distintos sistemas de transcripción fonética del idioma chino

¿Qué os ha parecido? ¿Seríais partidarios de pasaros al bopomofo?

Para terminar os dejamos este juego de palabras usando el bopomofo:

 

Recursos:

 

Un ebook interesante sobre los sistemas de transcripción de la lengua china:

https://language.moe.gov.tw/001/Upload/files/site_content/M0001/juyin/index.html

 

BONUS: ¿Sabéis qué son las shengmu? Son las consonantes del pinyin. En este artículo tenéis la información relativa a estas consonantes y cómo se pronuncian.

Y si queréis saber más sobre pronunciaciones, también tenemos un artículo sobre los tonos en chino y su importancia.

¿Queréis descargar el artículo en pdf para leerlo en otro momento? ¡Podéis hacerlo aquí!

Sobre la autora

Nerina Piedra Molina

Me llamo Nerina Piedra Molina y he realizado el grado en Lenguas Modernas y sus Literaturas con especialidad en lengua china y japonesa en la Universidad de Granada. He realizado el Máster de Profesorado de lengua china y el Máster en Estudios de Asia Oriental, también en Granada. Actualmente trabajo en la Universidad de Pekín como profesora de español. A lo largo de mi carrera académica me he sumergido en la cultura, la literatura y el arte de estas lenguas, teniendo la oportunidad de estudiar en la Universidad de Pekín y la Universidad de Tohoku. La fascinación por estos idiomas no ha hecho más que crecer, buscando investigar más sobre estas culturas tan impresionantes pero a su vez tan inexploradas. Mi objetivo principal es transmitir esa pasión y esas enseñanzas que he ido recogiendo a lo largo de este camino tan gratificante a todo aquel interesado en saber más.

Blog Comments

[…] Leer más… […]

Bueno los moviles también tienen el 注音符号, no es necesario ningún sofware especial. Yo lo uso en mi movil. Se pueden selecionar varios teclados, si escojes chino tradicional y ese teclado, pues ya puedes utilizarlo igual que el pinyin.

Post Reply

¡Hola! Creo que eso puede depender del móvil. En los móviles de España normalmente hay que descargarlo como teclado aparte porque no suele venir por defecto, al igual que otros teclados como el chino, japonés, coreano… Y en los portátiles u otros dispositivos igual.

Post Reply
Leave a Comment

*Please complete all fields correctly

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.