Año Nuevo Chino, Año de la Rata

02 enero 2020 / By Alba López

¿Repuesto de la resaca de las navidades?

No tan rápido.

Desempolva la alegría y el jolgorio, que aún te queda otro año nuevo que celebrar.

De Heilongjiang a Yunnan, el 25 de enero marca el comienzo el Año Nuevo Chino de la Rata y de su celebración a lo largo de dos semanas.

Sí, lo de “rata” suena feísimo, pero después de leer este post verás cómo consigues encariñarte con este animal, el primero del horóscopo chino.

Así que empecemos respondiendo a la pregunta que te acabas de hacer.

 

¿Por qué la rata es el primer animal del horóscopo chino?

Érase una vez que el emperador de Jade, lavándose un poco las manos, decidió que el orden del horóscopo chino se decidiera mediante una carrera entre los aspirantes a signos zodiacales.

Estaban todos en sus marcas, preparados, listos, ya, cuando la rata, sabedora de sus escasas probabilidades de victoria, se subió a lomos del vigoroso buey. Según se iban acercando a la meta, la rata se preparaba para xiache, y cuando solo faltaba un par de metros, de un salto logró cruzar la puerta Celestial por delante del buey y del resto de participantes.

Imagínate la cara del buey viendo a la rata sobrevolar la línea de meta delante de su hocico. Vaya gracia.

 

Si bien el signo de la rata en el horóscopo chino no disfruta de la veneración del cerdo o el mono, el roedor se sigue considerando como un símbolo de inteligencia, riqueza y abundancia, así que son muchas las parejas que intentan dar a luz en este año.

Ya conoces las triquiñuelas que hicieron de la rata el animal top del horóscopo chino, y ahora vas a aprender cómo celebrar el Año Nuevo Chino cual Sr. Wang, así que ve guardando relojes y tijeras.

Te explicamos por qué.

Te disipamos esas dudas que nunca creíste tener en esta lista de síes y noes que te convertirán en un erudito del Año Nuevo Chino ante tus socios, alumnos, amigos y suegros.

 

Esto sí…
  1. Limpia, fija y da esplendor

Para hacer hueco a la prosperidad, riquezas y alegrías, asegúrate de dejar suelos y paredes impolutos antes de la llegada del Año Nuevo Chino.

Especial atención a los manchurrones de la salsa picante Lao Gan Ma, que pondrán en jaque tu éxito en el año venidero.

 

  1. Come

En la víspera de año nuevo, llena tu estómago con una comida nutritiva en cuerpo y alma.

En la clasificación de platos más efectivos para hacer tus deseos realidad encontramos:

  • Empanadillas chinas
  • Pescado
  • Pastel de arroz
  • Bolitas de arroz glutinoso
  • Fideos de la longevidad
  • Naranjas de la China

 

  1. Ve la Gala de Año Nuevo de CCTV

Después del auspicioso banquete, achúchate en el sofá con familiares y amigos para ver la tradicional Gala de Año Nuevo de CCTV.

Si consigues quedarte despierto, deléitate con las actuaciones de acrobacias, magia, ópera, monólogos y la cuenta atrás.

 

  1. Regala hongbao

Es común regalar a los niños, empleados, o incluso entre amigos, un sobre rojo con dinero. No obstante, la digitalización en China llega hasta lo más recóndito de sus tradiciones y cada vez es más popular el envío de dinero a través de aplicaciones móviles.

O si regalar dinero te parece de lo más frío e impersonal, una buena botella de alcohol, un té de calidad o un paquete de tabaco de una marca consagrada suelen ser obsequios muy bien recibidos.

 

  1. Alquila una pareja o ponte en alquiler

La vuelta a casa en estas fechas supone para muchos enfrentarse al tercer grado familiar, que suele incluir preguntas dirigidas a encontrar pareja para los jóvenes en edades casaderas (entre los 24 y 30 años).

¿Cómo evitar citas a ciegas con el hijo del amigo del compañero del tío? Llévate tu pareja.

Por un módico precio medio de 1.000 yuanes al día, presentas a tu pareja jiade y te libras del escarnio.

Hasta aquí, algunas de las costumbres en las que puedes participar si te estás planteando celebrar el Año Nuevo Chino como un bendiren.

Pero son incluso más importantes las prácticas y tabúes que tienes que saber para no meter la pata al celebrar el Año Nuevo Chino.

 

Esto no…
  1. Deja de limpiar, fijar y dar esplendor

¿Casa inmaculada? Taihaole.

Pero después del día de Año Nuevo y hasta que se acaben las celebraciones, no oses tocar ni escoba ni fregona o estarás espantando la fortuna del año recién estrenado.

 

  1. No regales
  • Peras: porque en chino suena igual que “marcharse” ().
  • Zapatos: porque en chino suena igual que “demonio” (xié).
  • Relojes: porque en chino “regalar un reloj” suena igual que “asistir a un funeral” (sòng zhōng).
  • Paraguas: porque en chino suena parecido a “partir” (sàn).

 

  1. No te cortes el pelo

Si necesitas un corte de pelo, más te vale hacerlo antes del Año Nuevo Chino antes de que la mayoría de peluquerías cierre. Se cree que el uso de objetos punzantes cortará el flujo de fortuna y capitales.

 

  1. No tomes medicinas

Ni visites el hospital, a no ser que estés realmente enfermo. Tampoco pongas tu salud en juego.

 

  1. No digas palabrotas

Decir palabras malsonantes está mal en cualquier época del año, pero durante el Año Nuevo Chino, además, traen mala suerte. Así que inspira, espira, practica taichí y date una vuelta si es necesario antes de proferir groserías.

 

¿Has nacido en el año 1948, 1960, 1972, 1984, 1996 o 2008?

Si es que sí, el 2020 será tu año.

Pero al contrario de lo que puedas creer, el Año de la Rata no se congraciará contigo. De hecho, tendrás que estar más atento que nunca a la mala suerte, pues te perseguirá por haber nacido durante el año en curso que se celebra.

La solución básica de manual de vago que no cree en la mala suerte pero que bueno, por si acaso, no sea que, es llevar algo rojo. No hace falta que recicles el atuendo de la Nochevieja (por favor), basta con que lleves una pulserita roja hasta el próximo año.

 

¿Propósitos para el Año Nuevo de la Rata? Nosotros te ayudamos con este: aprende chino.

Sobre la autora

Alba López

Alba López decidió mudarse a Pekín tras completar en la Universidad de Granada sus estudios de Traducción e Interpr... tras catar su primer jianbing en 2011. De la mano de este encuentro gastronómico desarrolló (desarrolla y desarrollará) un síndrome de Estocolmo especial por los caracteres y una incorregible aversión por el cilantro. En su tiempo libre es monitora de Heyrobics, yogini de andar por casa, cocinera de pacotilla y copywriter para amigos que abusan de los stickers en WeChat.

Leave a Comment

*Please complete all fields correctly

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.